Para poder visualizar todos los contenidos debes tener instalada la versiĆ³n actual de Adobe Flash Player.

GRUPO UFO  ARCHIVO NUEVO VIDEOS RADIO DOCUMENTOS SANATORIO DE AGRAMONTE (MONVAYO) BELCHITE PARANORMAL POLTERGEIST, LA AMENAZA INVISIBLE FANTASMA FRESNEDA CALAHORRA MISTERIOSA SERES ENCAPUCHADOS TRINCHERAS DE ALCUBIERRE MONASTERIO DE CALANDA SANCAPRASIO ALCUBIERRE MALLEN TURRUNCUN CONGRESOS VENUSELDANZARIN VIDEO OVNIS EN LA RIOJA (CUZCURRITA) CAMIONES PERDIDOS EN EZCARAY RESPUESTAS CONEXIONOVNI CALAVERA EXTRATERRESTRE CALAVERA2 

FANTASMA FRESNEDA

El término municipal de la Fresneda se localiza en el sector central de la comarca del Matarraña lindando con la margen izquierda del río con el mismo nombre. Quizás para muchos turistas este lugar ha pasado desapercibido al dirigirse a la población cercana de Valderrobres para admirar su magnifico castillo o comprar ese libro ilocalizable, dirigiendo sus pasos hasta la librería Serret, donde será atendido de una forma exquisita por su dueño Octavio. Pero La Fresneda oculta muchos misterios para aquellos que nos hemos acercado hasta allí.No era nuestra primera vista a esta población, ya que en anteriores ocasiones habíamos realizado investigaciones de campo en el antiguo y abandonado Convento de N Señora de Gracia, un lugar del que hablaremos en otra ocasión mas profundamente.Este pasado Sábado 2 de Febrero del 2.008, salíamos de Zaragoza en dirección a La Fresneda, tan solo con dos datos en el cuaderno de campo, una leyenda y un nombre Cristina Bel, responsable de la oficina de turismo de este municipio.Habíamos concertado una entrevista días antes, basándonos en una información obtenida del Heraldo del Aragón, concretamente de la sección Aragón en Bici escrito por Ángel García.En este articulo se hacia mención a la leyenda de “La Fantasma” y a una calle con el mismo nombre, sin duda algo curioso ya que desconocíamos y desconocemos a día de hoy que exista otra calle con tan peculiar nombre y leyenda.Teníamos la confirmación verbal de Cristina de ambos datos, existía la leyenda y existía la calle, así que entendimos que eran motivos suficientes al menos para viajar hasta allí y obtener en primera persona ese material, cuando menos curioso.Ya estábamos en la pequeña oficina localizando sobre el plano la ubicación de la calle, Cristina amablemente se ofreció a acompañarnos algo que aceptamos con mucho gusto ya que gracias a ello podríamos consultar esas dudas que a pie de escenario surgen, eso y otras cosas que mas adelante podréis comprobar, ya que fue una tarde llena de sorpresas.La Calle de La Fantasma lleva este nombre desde el siglo XVIII, existen varias versiones de la leyenda pero aquella que desde hace dos siglos perdura y de la cual no existe referencia escrita y ha sido la difusión oral de padres a hijos la que la ha mantenido viva con el paso del tiempo sin hacerla caer en el olvido, viene a contar los siguiente:En el Siglo XVIII, una mujer que vivía en esa calle sufría las continuas infidelidades de su marido que día a día la engañaba sin ocultárselo siquiera, esto hizo que la mujer muriese de pena y se supone que tras su fallecimiento se podía ver su alma en pena vagando por la calle …Otra de las versiones mas aceptadas es la que el perfil de esta mujer aparece en dos de las ventanas de la calle, algo curioso es que en pleno siglo XVIII sin que existiese luz eléctrica en la población, la aparición venia acompañada de una gran fuente luminosa que hacia que desde la parte trasera emitiese una gran luminosidad.Si rebuscamos un poco mas, encontraremos dos versiones mas, la primera viene a decir que eran las mujeres que habitaban en la calle las que con sabanas y velas se disfrazaban para asustar a sus esposos empeñados en ir de juerga noche tras noche, la otra es que algunos han sido observados por una mujer, que desaparecería ante sus ojos sin explicación.Curiosa leyenda, la verdad es que la calle invita a esto y mas, una estrecha calle medieval, sin apenas iluminación y la fantasma … no es muy conocida entre los turistas nos confesaba Cristina, pero una vez se conoce, siempre vuelven y la visitan.Parecía que la entrevista había llegado a su fin, pero nos equivocábamos, tras preguntar a Cristina si había algo mas curioso, solo nos dijo esta lo de los Akelarres y lo del caracol …Al parecer este pequeño pueblo del Matarraña, nos deparaba mas sorpresas, mire a Joseba que con un gesto de cabeza me indico su curiosidad, mientras agradecía en voz alta haber llevado la cámara mas pequeña y ligera del equipo hasta este punto. Yo me volví hacia Cristina, ¿Qué es eso de los Akelarres y del caracol?Amablemente nos invito a seguirla por las empinadas calles del pueblo, hasta salir del mismo y divisar un cerro, detrás Joseba nos seguía resoplando mientras arrastraba el equipo y nos iba filmando, con una sonrisa y una mirada cómplice con Cristina, empezamos el ascenso…Ermita de Santa Bárbara, barroca, corona el alto del cerro, destruida por las guerras Carlistas y Civil, solo nos recibe las ruinas de lo que antaño fue.En su interior, las noches de San Juan, se han observado fuegos y rituales, Akelarres como nos decía Cristina.En su interior apenas nada que nos diga que estos rituales se hacen allí, algunas pintadas y la desolación propia de un edificio destruido.Desde su exterior y mirando hacia el otro cerro, podemos ver el antiguo castillo de la orden de Calatrava, también destruido por la guerras.Mas bajo y silencioso el viejo cementerio.Ante este paisaje, tomamos nota, observamos con detalle y escuchamos el relato, en nuestro pensamiento, volver, volver con el equipo, con nuestros compañeros, en busca de aquello que se esconde entre las piedras y da origen a la leyenda.Anochecía en lo alto del cerro, abajo las luces del pueblo empezaban a encenderse, pero aun quedaba otro misterio por descubrir, “el caracol”.Nos decía Cristina El caracol apareció un día hace 30 años, nadie sabe como ni porque, nadie sabe quien lo hizo, solo que apareció allí, son una serie de piedras puestas en hilera, haciendo la figura de un caracol, una espiral que funcionan como un laberinto…Cuando llegamos a su altura y pudimos verlo, Joseba y yo cruzamos las miradas, ¿Un caracol? Esa forma ya la habíamos visto antes y su significado por aquel entonces era otro, el laberinto, la búsqueda del conocimiento y ahora lo teníamos delante de nosotros en medio de la nada, era curioso, pero mas curioso fue lo que nos dijo Cristina segundos después, ¿Sabéis? Cuando se han quitado las piedras, al día siguiente vuelven a estar puestas en su sitio, como si alguien o algo, quisiera que esto perdurase para siempre …Había llegado el momento de volver hacia el coche, un café en el bar del pueblo nos sirvió para entrar en calor y despedirnos de Cristina, teníamos mas información de la que esperábamos encontrar, eran las 19:30 y sabíamos a donde ir en busca de textos que nos ayudasen a entender lo que allí habíamos descubierto, pero a lo que aun no le encontrábamos sentido.Así pues nos metimos en el coche y nos dirigimos hasta la población de Valderrobres, concretamente a la librería Serret, donde Octavio nos recibió amablemente indicándonos aquellos libros que quizás podrían arrojar algo de luz, una agradable charla, un compromiso y un estrechon de manos y nos marchamos cargados de libros y con una sonrisa de felicidad en la cara, sabíamos que había empezado un viaje, un viaje a lo misterioso del Matarraña, a sus gentes y sus leyendas, habíamos dado el primer paso y ahora no dejaríamos de andar.